Quiero anunciar que esta noche se emite el capítulo 5 del radio-teatro Pop-pins, también llamado Píldoras radiofónicas Pop-pins. Lo podremos escuchar a las 22.15 por el 98.9 de FM en ZGza, el punto de dial desde el que TEA FM Radio emite para el universo universal (reemisiones a la misma hora, los días 26 de octubre y 2 de noviembre). Pero si no estáis en ZgZa, igualmente podéis hacer vuestra ingesta de Píldoras Pop-pins on-line: http://www.teafm.net/1.html. Y si lo que preferís son píldoras en podcasts, pues igualmente luego ya hacia las 00.00 horas estará ya colgado el correspondiente a este capítulo 5: lo colgaremos en iVoox y lo enlazaremos aquí mismamente.

Os recuerdo que en el capítulo anterior (o sea, 4) dejamos a Helia y a Mary Pop-pins intentando abandonar Londres-1936 para volver a ZgzA. Mary Pop-pins anda poco afinada y puede suceder cualquier cosa. Y no es broma.

Además quería insistir (algo comenté varios posts más atrás) lo absolutamente fascinante que me resulta el mundo radiofónico. Desde la escritura de guiones hasta la comprobación del programa en su formato final. Lo bueno a la hora de escribir un guión (modestamente lo afronto, oigánme, que soy recién llegada y ando aprendiendo) de radio-teatro es que  puedes hacerlo todo; es decir, cualquier cosa es posible: igual que en la literatura escrita, claro. La diferencia es que (yo al menos) pienso como si lo que tuviera que construir fueran una especie de ecogramas que se superponen y entrecruzan. Seguramente a la gente familiarizada con las técnicas radiofónicas todo ésto que cuente les suene incluso ingenuo. Pero, repito, para una neofita como yo es un disfrute.

Luego, los actores. A la segunda sesión de grabación no pude asistir. Sí lo hice a la primera y desde luego procuraré hacerlo a la próxima, que ya no se demorará. Cada uno de nosotros contiene universos en su interior. La transformación actoral siempre me ha fascinado. La transformación por la voz es sencillamente una alucinación.

El trasto de los controles: un viaje espacial. Magia. El mago: Ch.Fernández Cotenax, empeñado en esta aventura de TEA FM como un sinfronteras.

Estoy escribiendo los dos siguientes capítulos pildoreros, que espero entregar a final de la semana: y en la radio habrá televisión, aviones, manifestaciones…

La fuerza de la oralidad es insoslayable. El sonido es mántricamente creativo. ¡Dénme un estudio de radio y dejará de dolerme la cabeza!

 

Anuncios