Ya lo he dicho en mi página personal (Luisamiñana.blog —->http//luisamr.blogspot.com), he dicho que

la realidad absorbe una buena parte de mi atención en estos tiempos (mucha de mi atención, más de lo que ya casi siempre lo hace) /7

 

que te toque vivir una época como ésta no deja de ser un privilegio (si no fuera porque podemos acabar en la ruina caracolera todos -ruina moral incluida), puesto que no todas las generaciones tienen la posibilidad de protagonizar y asistir a cambios tan decisivos para la civilización como estos que se ha iniciado en las últimas décadas—

 

están ocurriendo muchas cosas.

Los historiadores saben que cuando concurren muchos procesos de diferente signo en un mismo momento (incluido este invento -pero menos- de Wikileaks- , algo gordo sucede /7

y

etc, etc

puesto que no voy ahora y aquí a intentar ningún análisis (no soy capaz)

 

digo que la realidad me distrae: siento obligación personal y ciudadana de esa distracción; y también me distrae de Pop-pins y de otras literaturidades mis asuntos más próximos (que ya he traído a colación -como se bien dice- en otros momentos), aunque sobre todo distrae mi tiempo (en el sentido de distraer latrociniamente)/7

y

sin embargo,

Pop-pins existe, es, tiene voluntad de ser (e incluso es muy posible que esta realidad acuciante la alimente y la vitaminice y ponga en su hematograma una cierta cantidad de bilirrubina -la precisa.

 

Vamos volviendo.

 

Mañana:  radio: teatro (TEA FM: sexto capítulo, del Dandy Warhol al pasado zgzano via teleVeo)

 

Volviendo estamos.

 

Salud, amigos.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios