Hace un par de días le envié a Chusé Fernández (coordinador de TEA FM y del Taller de Radio Creativa) el capítulo 9 de Pop-pins radio. Mi compromiso en Facebook era escribir el post ayer, pero no pude. No pude, no. Ya sabéis que en Pop-pins es imposible ni llegar a tiempo, ni prometer, ni saber qué pasa en realidad.

Bueno.

Pop-pins, radio: Creo que cada vez me salen guiones más largos. Me divierto. Para mí es un esfuerzo absolutamente lúdico. Aunque es cierto que este capítulo 9 se me atascó. Acaso no por la escritura en sí. Ni por el tema. Ni por los personajes. Más bien, seguramente, porque yo no conseguía enfocar.

Soy menos que neófita en ésto de escribir cosas para radio. En realidad hago lo que puedo. Me da un cierto apuro siempre mandarle a Chusé los simulacros de guión que perjeño. Pero aun así, creo que me ha picado el bicho. Y cuando digo radio, no hablo sólo de la radio-mueble o la radio-transistor, claro. Hablo de universo sonoro. Hablo de escribir un texto que ha de ser exclusivamente dedicado a la escucha (nada que ver con la lectura), y también de la fascinación de escribir incorporando desde la nada cualquier efecto: efecto que el oyente no tendrá que imaginar, sino que efectivamente lo escuchará. Y hablo de poderlo hacer sin limitación (casi) de presupuesto, de localización, de horarios…  Poco a poco voy aprendiendo y me voy atreviendo. Lo he probado y me gusta.

Altarcillo:

Genio Welles, sí claro (http://www.kane3.es/radio/el-microfono-y-la-camara-orson-welles-y-la-radio.php)

http://www.corbisimages.com/Enlargement/BE003721.html (de aquí procede la fotografía)

Anuncios