Esta vez el largo parón no ha sido únicamente por dispersión, por exceso de tareas. La celebración de 3Escribit2011 conllevó mucho esfuerzo, es cierto. Pero huecos hay si se buscan. A menudo la vorágine es una excusa excelente. Pero en esta ocasión, la parada, el alejamiento tiene una intención: la de ahondar en el propio convencimiento. Y una vez pasado este tiempo, creo que he alcanzado algunas conclusiones (que seguramente no pasarán de ser fugaces y se transformarán en otras en breve).

Pop-pins no está resultando una novela en marcha como tal, y eso es por culpa mía, por mi irregular dedicación y ritmo. No puede serlo en el sentido más aproximado al actual reality, porque no hay en la mayoría de las ocasiones inmediatez ni demasiada interacción con los lectores. Pero es algo que no me importa mucho, quiero decir que no me hace pensar diferente acerca de la idoneidad de la fórmula. Aunque sí creo que a la fórmula le falta algún componente.

Pop-pins ha dado ya tantas vueltas en mi cabeza que a menudo dudo de su seriedad (quiero decir de su oportunidad). El problema de afrontar una historia que no puede escribirse (o desarrollarse) en tiempo breve es que mientras estás trabajando la realidad cambia muchísimo y a menudo sientes que el trabajo se queda fuera de sitio. Procurar que eso no suceda obliga a rehacer planteamientos, temas, a tirar trabajo, etc. Pero esto es así. No hay a lo mejor mucha interactividad con los lectores de estas notas, pero sí que la hay con la realidad.

Me gustaría para Pop-pins una cuarta dimensión. E imagino que intentaré que la tenga. Cuando digo cuarta dimensión, digo simularla, porque no sé hacer más. Youtube es más poderoso.

He buscado en Youtube algún resultado acerca de la plaza Virrei Amat en Barcelona y la estación de Metro que allí hay. Ambas son escenarios de una época de mi infancia que se incorporan virtualmente a Pop-pins. Lo sorprendente ha sido que entre las imágenes del mosaico que se fija tras el final del vídeo seleccionado aparece una de la banda pop Fórmula V, que yo de niña escuchaba mucho, entre otras, en la tele y en la radio. Youtube recompone el tiempo. Yo no.

http://www.youtube.com/watch?v=ofhCEY-8H1M&feature=related

Anuncios