Buscar

Proyecto Pop-Pins

Categoría

making on

Making on: ya me gustaría a mí hablar de sexo en Internet

Si no fuera porque es lo que hace la mitad de la humanidad, me quejaría hoy, esta noche, de estar tan cansada -hoy y casi siempre-, de que este cansancio no me deja escribir lo que debería. Si no fuera porque la otra mitad de la humanidad se queja de estar sobrepasada por sus actividades y responsabilidades,  lo haría yo también ahora y aquí.

El próximo capítulo de Pop-pins está a medias. Tendrá que ser ya para dentro de unos días. Aunque no dejo de pensar en cómo proseguirlo. Lo que está escrito iba a ser el comienzo, pero ya no. He bocetado un par de párrafos para ponerlos por delante. Y luego, ya no sé. El título es un poco largo: Ya me gustaría a mi hablar de sexo en Internet.

Mientras consigo el tiempo suficiente y la disposición adecuada para concluirlo, haré tareas más mecánicas, como maquetar la Revista Imán (para la que estoy escribiendo un artículo sobre nuevos soportes y nuevas formas de lectura), intentar colgar libros de Literatúrame! en Amazon y maquetar una portada de un libro para Sabara.

Lo mejor de hoy: que me lo he pasado muy bien escribiendo un comentario sobre mi experiencia de lectura de El niño que robó el caballo de Atila, y sobre todo el rostro iluminado de Daniel, mientras escuchábamos-veíamos parte de Las bodas de Fígaro, de Mozart; luego hemos bailado Danubio Azul, que siempre le ha gustado mucho.

Anuncios

Making on: Telemann funciona y Albertina se impacienta

Hace muchos años tuve que estudiar muchos-muchos-muchos temas bastante aburridos en general para una oposición, a la  que nunca debí acudir (aunque eso es una historia que no importa ahora). Aprendí bastante sobre música barroca en aquellos largos meses. La música barroca era lo único que conseguía pegarme a la silla y a la mesa y a los temas. Recurro a ella siempre que necesito un empujón de concentración. He redacto “Un jersey de ochos” bajo la directa sugestión de la música de Telemann.

Albertina ha pugnado por aparecer en este capítulo. En realidad lo intenta en todos y lo consigue en la mayoría. Pero Caffé Nero no es lugar para ella. Ella está bien en St. James Tavern, flotando, ya se lo he dicho.

Making on: Universo Rocamadour

Aunque seas tan pequeño no cabrías en ninguna parte…

¿Por qué Proyecto Pop-pins habla tanto de Proust y tan poco de Cortázar? Prefiero Rayuela a La Recherche…, aunque Rayuela sea La Gran Recherche.

¿Y los demás?

Diencito de ajo, bebé rocamadour.

Making on: buen día de libro

Sin los libros Pop-pins no existiría. Yo misma no existiría sin los libros. No me interesa mucho el mercado del libro como tal. Pero sí que me interesa en cuanto que el mercado impone sus deformaciones. Yo prefiero las mías propias, como es claro. Como les sucede a muchos, por otra parte. También de esas deformaciones se nutre Pop-pins. Quería que coincidiera la incorporación de este nuevo capítulo, en torno a las desapariciones con la celebración del día de libro. Es un capítulo paradójico todo el rato. Y quería decir además que la artificial polémica entre  libro en papel y libro digital o cualquier otro formato-soporte que sustente intentos creativos (como este de Pop-pins) es interesada, demagógica y manipuladora.  Caer en ella es hacerles el juego a quienes únicamente interesa prolongar todo el tiempo posible y lo más fácilmente sus posiciones de dominio y control (esto es así, en cultura como en cualquier ámbito humano). Si tuvieran ya despejada la fórmula de cómo hacerse con el control absoluto de la edición y creación digital, estarían ya enterrando y quemando todos los libros en papel. No os quepa duda. Así que mejor pensemos en crear, imaginar y pensar y en emplear todo medio y cauce que nos permita difundir nuestro trabajo. Cada cual aquel que mejor se acomode a su querencia (expresiva, instrumental, lo que sea).

Tened un buen día del Libro. Tened un buen tiempo de creación.

————

Ya voy siendo consciente de que la estructura del menú de este wordpress (al que por cierto le he cambiado usuario y contraseña ante las noticias de robo masivo de datos, bueno por si acaso) me empieza a dar problemas para manejar los índices de Proyecto Pop-pins. Pensaba en ello, mientras iba subiendo los enlaces hace un rato. Y he pensado: bueno lo arreglaré en semana santa… Pero semana santa ya ha pasado, carajo… Juro que el tiempo no tiene misericordia.

Making on: arqueología del punto de vista

Proyecto Pop-pins ha sufrido muchas metamorfosis previas a esta su paulatina materialización. Transformaciones a priori de ser comunicado. Metamorfosis en mi cabeza, en las notas de los cuadernos (tengo anotaciones de índole diversa en cuatro cuadernos gordos de anillas, y siguen creciendo). Al Proyecto Pop-pins le ha dado tiempo -seguramente debido a la falta de tiempo, que siempre y con machaconería lamento-  a mutar bastante radicalmente en cuanto a su propósito, formato, instrumental de trabajo requerido, y algunas cosas más, seguramente.

Una de las últimas reformulaciones vino directamente motivada por el descubrimiento de la instalación Forats de Bala, llevada a cabo por el equipo de Arqueología del punto de vista a partir de la reinserción de fotografías realizadas por Agustí Centelles al estallar la Guerra Civil en Barcelona en los propios espacios urbanos actuales donde fueron tomadas en aquel pasado.

En palabras del propio equipo de Arqueología del punto de vista, “el objetivo de estas actividades es descubrir cómo la refotografía puede ayudarnos a concebir la Historia y a obtener una novedosa experiencia del lugar que nos envuelve”.

La fotografía que ahora encabeza esta web de Proyecto Pop-pins (la barricada que se organizó en la Bretxa de Sant Pau, en el Paralelo, donde los anarquistas repelieron el avance de los sublevados dentro del barrio)  es precisamente una de estas refotografías llevadas a cabo por Arqueología del punto de vista, dentro de los itinerarios “Passejant Centelles”

(http://arqueologiadelpuntdevista.com/rutaswalks/passejant-centelles

La intencionalidad de la refotografía me pareció muy próxima a la forma en que yo quería construir la narración de Pop-pins. Y también me pareció que tenía mucho que ver con las experiencias hipnopómpicas.

Making on: Primeras correcciones incorporadas

Hace un momento he terminado de incorporar en todos los capítulos hasta ahora publicados (he contado 22) las primeras correcciones. Han sido tanto cuestiones ortográficas y gramaticales, como algunas variaciones (no muchas) de los textos en sí.

Hoy estoy en la playa. Hace un día bastante desapacible, aunque luminoso. El Proyecto Pop-pins me produce, sinceramente, una gran, enorme, sensación de aislamiento.

making on: casualidades

Mientras estaba en la tarea de actualizar Pop-pins, los medios de comunicación plantan delante de mi la noticia de dos fallecimientos. El del cantante Tony Ronald (Help, y mucho más), y el del actor, Pepe Sancho. Y todo ello a Helia, que como yo misma ha vivido casi toda su vida a través de las referencias que personajes como ellos han ido simbolizando, le parece casi una metáfora bastante cruel, porque estos personajes  en su popularidad tan transversal y continuada en el tiempo  contienen infinitas pequeñas vidas, que por un momento detienen su respiración. Podríamos hacer una biografía personal a través de listas de nombres de personajes públicos. Sus actos y actuaciones son como espejos multiplicadores.

Pop-pins además está, la verdad, llena de casualidades. No las he registrado todas en este diario, o making on. Unas son relevantes en media intensidad, como el hecho de que precisamente hoy, que muere Pepe Sancho, cuyo papel en la serie Curro Jiménez le dio la definitiva popularidad y la oportunidad decisiva a partir de la cual construir su ascendente carrera profesional, hoy, digo, se añade a Pop-pins el capítulo en el que se nombra a aquella serie televisiva (Agujero de gusano).

Igualmente, esta semana, hace unos días, Seguir leyendo “making on: casualidades”

making on: saldo migratorio

Saldo migratorio es uno de los capítulos que más me ha costado terminar. Decir esto no me conviene. Porque si, además no es bueno -todavía no puedo apreciarlo bien-, quedo francamente mal. Pero es algo que figura entre los riesgos que conlleva este invento del Proyecto Pop-pins.

Quiero decir, por una parte,  que entiendo que la comunicación digital no sólo ha cambiado los canales, tiempos y retornos de la comunicación. Como ya he mantenido tantas veces, está transformando radicalmente los procesos de escritura (comunicación) en sí mismos. También su sentido. Una frase es su enunciado y otros muchos al unísono (tantos como conexiones sinápticas de cada uno de los lectores aparezcan, y más aún si cada uno de esos lectores realizan su propio proceso de complementar la información y añadir sus propios enunciados).  Esto siempre ha sucedido. Pero el autor antes  no podía contar con ello, porque no tenía posibilidad de calibrarlo sino muy posteriormente a su trabajo.  Ya nunca volverá a ser así (excepto desastre apocalíptico global). Seguir leyendo “making on: saldo migratorio”

Making on: coordenadas hoy

31 de marzo de 2013

Yo me las prometía muy felices estos cuatro días de, digamos, vacaciones. Los había previsto como días sólo de relativo descanso. Eso no me importa. Suele ocurrir. A menudo el hecho de poder escribir un rato con tranquilidad ya me resulta un regalo. Digo escribir y habría que extender el placer a la lectura “ociosa” prolongada (relativamente), o a algunas otras actividades que (me gusten o no) igualmente requieren mi atención.

Vacaciones bastante “fiascosas” han resultado, sin embargo,  estas de la semana santa de este año. Cuatro días. Los dos primeros (e incluso también el anterior a las vacaciones) enterrada bajo la migraña. Nulísima actividad. El tercer día, en el que yo también “resucité” un poco -siempre tengo esa sensación de retorno, después de pasar por la migraña-, se llenó de pequeñas actuaciones domésticas, familiares, amicales (necesarias y algunas muy gratas, por cierto). Llegamos a hoy. La mañana ha sido soleada y cálida. No pensar pues en sentarse a escribir, porque mis plantas han elevado su grito mudo en demanda de las atenciones precisas que la estación reclama y que ya no pueden ser postergadas. Era un buen momento. Las actuaciones de inicio de temporada son impostergables, ciertamente, porque los ciclos naturales son exigentes e inapelables. Sólo he llegado a atender a una parte de mi elenco “planteril”. Pero algo es algo. Confío en más días soleados para continuar, a ratos (llevo la vida en ratos, qué le voy a hacer).

Bien, llegamos a la tarde del domingo.

Seguir leyendo “Making on: coordenadas hoy”

Making on: Bosón de Higgs

Es dificil mantener el ritmo de escritura ajeno a la actualidad. Por eso el último capítulo, Punto de fuga, se revuelve contra el bombardeo de aberraciones a las que vivimos sometidos: impuestos descarados, deshaucios, enriquecimientos atronadores, etc, etc.  Pero no voy a insistir ahora más sobre ello. Bien sabéis.

Al escribirlo no han entrado en él algunas referencias que había preparado. Acabarán saliendo por otro lado. Por ejemplo, la alusión a la matanza en Tlatelolco en 1968. Tampoco he utilizado una vuelta de pensamiento que tenía acerca del bosón de Higgs y el campo de Higgs, que es un tema que me parece muy rico literariamente y además absolutamente preciso para conocer el universo en el que estamos (y cuando digo universo, digo mundo, digo ahora, etc, etc).  Me resulta fascinante esto de que el bosón de Higgs es el que dota de masa a la materia, y que el campo de Higgs es un continuo vibratorio. Además el bosón de Higgs tiene una duración tan brevísima…, que es invisible.

Todo acabará aflorando.

Making on: voy llegando

Estoy trabajando en el capítulo París, España, que como anticipé será el próximo en sumarse a Pop-pins. Pero no no lo hará hoy. La semana pasada ha sido muy intensa en actos y acontecimientos y obligaciones, y no sólo he dispuesto de muy poco tiempo para escribir, sino que durante el tiempo supuestamente disponible ha sido complicado sacar algún provecho, más que nada por puro cansancio. Pero ahí vamos. O bien lo incorporaré mañana o pasado, o bien ya junto a algún otro el próximo fin de semana. Dependerá de las posibilidades del ritmo de trabajo y de mi capacidad para eludir las interrupciones (de todo tipo), porque ahora por ejemplo estoy un poco dividida entre Pop-pins, lo que sucede en Chipre y la reproducción de la presentación del libro “El buril y la piedra” de F. Sarría que suena por ahí. Y pienso que me gustaría encontrar la forma de meter en un solo renglón todo ello y refundirlo.

Mientras tanto, cuelgo una imagen del París que conoció Albertina:

7511-15

Saldo migratorio

Saldo migratorio es uno de los capítulos que más me ha costado terminar. Decir esto no me conviene. Porque si, además no es bueno -todavía no puedo apreciarlo bien-, quedo francamente mal. Pero es algo que figura entre los riesgos que conlleva este invento del Proyecto Pop-pins.

Quiero decir, por una parte,  que entiendo que la comunicación digital no sólo ha cambiado los canales, tiempos y retornos de la comunicación. Como ya he mantenido tantas veces, está transformando radicalmente los procesos de escritura (comunicación) en sí mismos. También su sentido. Una frase es su enunciado y otros muchos al unísono (tantos como conexiones sinápticas de cada uno de los lectores aparezcan, y más aún si cada uno de esos lectores realizan su propio proceso de complementar la información y añadir sus propios enunciados).  Esto siempre ha sucedido. Pero el autor antes no podía contar con ello, porque no tenía posibilidad de calibrarlo sino muy posteriormente a su trabajo.  Ya nunca volverá a ser así (excepto desastre apocalíptico global).

Por otra parte, la propia escritura huye consecuentemente de procedimientos narrativos discursivos lineales y diacrónicos, ordenados cartesianamente o aristotélicamente. Porque hoy ya sabemos demasiadas cosas acerca de la Relatividad absoluta y es imposible mantener enunciados herméticos e inamovibles ni siquiera un segundo, como es imposible contar una historia, o parte de una historia, sin aludir a otras muchas que fueron (y que no fueron).

Y sin embargo, seguimos narrando. ¿Cómo?

Al final, Saldo migratorio que creí en su origen un capítulo casi meramente ilustrador, se ha convertido en parte en un nudo gordiano bastante importante. No sólo por lo que acabo de explicar -qué pesada soy-, sino por la historia que cuenta Pop-pins: por la historia de esa falsa saga familiar que se extiende a lo largo de todo el siglo 20. ES más ha introducido nuevas posibilidades y líneas de trabajo, a partir sobre todo del episodio de la Bretxa de Sant Joan. O eso espero, por lo menos.

making on: regresando desde Almansa, vía Alicante, por Teruel

Estoy muy agradecida a la buenísima acogida que los asistentes, el jueves pasado en la Casa de la Cultura de Almansa,  a la charla sobre Proyecto Pop-pins le dieron al mismo. Reconozco que en este sentido no tengo demasiada idea de las sensaciones que el Proyecto puede causar. Yo ya lo expliqué en Almansa: Proyecto Pop-pins no pretende ninguna novedad, ninguna ruptura; pretende aprovechar paradigmas establecidos e intentos ya aventurados en materia literaria, y aprovechar asimismo las posibilidades de la escritura electrónica. Y por supuesto contar una historia. No sabía muy bien cómo explicar de viva voz los distintos componentes que a mi entender me empujaron hasta Proyecto Pop-pins. Creo que no quedó del todo mal. Creo que conseguí en buena medida hacerme entender. Y eso ya es mucho, y lo agradezco sinceramente al público.

Ha sido una experiencia que quizás pueda repetirse en otros escenarios, completando sucesivamente los elementos a exponer. Es una buena posibilidad. Proyecto Pop-pins en la red y en el espacio-tiempo fenomenológico:-))

Almansa es una ciudad muy querida, Seguir leyendo “making on: regresando desde Almansa, vía Alicante, por Teruel”

making on: Pop-pins en Almansa

Muchas gracias a todos quienes en Almansa vinisteis a la charla sobre Proyecto  Pop-pins. Para mi fue un rato sumamente agradable. Espero que por lo menos algunas de las cosas de que hablamos fueran de vuestro interés.

========================================================

De la mano de la Universidad Popular, Pop-pins me lleva a Almansa (Albacete, Vía Láctea). Almansa es una ciudad de gran tradición cultural, sobre todo teatral. Y es además una ciudad donde viven muy buenos y queridos amigos. Así que nos vamos contentas (o contentos: no sé, no sé si la concordancia debo hacerla entre Proyecto Pop-pins y yo, o entre la novela y yo, o entre Pop-pins y yo). Bueno, con alegría que nos vamos. Explicaremos allí qué estamos haciendo (que creemos que estamos haciendo). Un poco de teatro, vamos. Pero en el buen sentido. Al fin y al cabo, Helia, la protagonista de Pop-pins es actriz. Seguir leyendo “making on: Pop-pins en Almansa”

making on: in memoriam

Ha sido imposible reservar un mínimo rato por la mañana para subir esta nota en el making-on de Pop-pins.

Quería contar que la semana pasada he estado bastantes horas en el hospital. Estuve acompañando a una persona mayor de mi familia. Es algo a lo que estoy absolutamente acostumbrada. He pasado horas y horas dentro del hospital con diferentes personas mayores de mi familia. Sobre todo con mi padre.  Con él fueron muchísimas a lo largo de mucho años. He vivido y vivo con mis mayores constantemente a su lado el regreso a la fragilidad, a la indefensión. Y me empeño, creo, en cierta forma, en defenderles.

También he dedicado bastantes horas a comprender el desarrollo de las vidas de estas personas, tan cercanas y tan desconocidas. No ha sido habitual comunicar mucho entre la gente de la generación de mis padres. Han narrado algunas pequeñas historias. Pero  he percibido siempre una tenaz resistencia a hilar unas cosas con otras, Seguir leyendo “making on: in memoriam”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: