Buscar

Proyecto Pop-Pins

Etiqueta

Dictadura de Primo de Rivera

Emigración

1930

891

“Según Vandellós, el crecimiento demográfico de Barcelona en el periodo
1921-1930 fue de 446.578 habitantes; de ellos s610 124.578 por crecimiento na-
tural, pudiéndose atribuir el resto a inmigración no catalana (existe un equili-
brio entre los saldos emigratorios e inmigratorios de la población de Cataluña).
Si durante el último tercio del siglo XIX la inmigración llegada a Barcelona
procedía fundamentalmente de las regiones catalana y aragonesa, en los años
posteriores la corriente inmigratoria diversifica y amplia su origen. En 1930
casi todas las regiones españolas aparecían representadas en la población de
la ciudad.”

García-Castro de la Peña, Teresa. “Barrios barceloneses de la Dictadura de Primo de Rivera.” Revista de geografia[en línia], 1974, Vol. 8, Núm. 1 , p. 77-97. http://www.raco.cat/index.php/RevistaGeografia/article/view/45882/56674 [Consulta: 30-12-13]

Einstein en Zaragoza, 1923

Marzo, 1923

NOTICIERO_einstein

“Arriba a nuestra ciudad el 12 de Marzo el físico de fama universal Einstein para pronunciar dos conferencias sobre su teoría de la relatividad, que solo una media docena de personas en el mundo están preparadas para comprender en su totalidad: el sabio ha explicitado alguna vez que la esencia de su teoría está en el tiempo y que mucha gente puede -0 así lo cree- entender que el espacio material haya tenido un principio y tenga un fin, pero no eso mismo del tiempo, no pudiendo imaginarse un “antes” y un “después” sin tiempo que lo mida.

El salón de actos de la Facultad de Medicina se llena cuando a las 6 de la tarde se cierran sus puertas dejando al que se supone docto público dentro, como en la ópera (¿lo harían para que no se marchase nadie?),  ostentando la presidencia el rector, Dr. Royo Villanova, y dándole la bienvenida el catedrático D- Jerónimo Vecino. Al día siguiente otra conferencia presentada por el decano de la Facultad de Ciencias, Sr. Calamita. Las dos en claro y sencillo francés.

Einstein, con su melena al viento, viene de Madrid y va a Bilbao, verificando algunas visitas turísticas en nuestra ciudad (lo que más le gustó La Seo) entre agasajos, también por las sencillas gentes a las que les suena como sabio, aunque como Ramón y Cajal ninguno. Una castañera grita en el curso de una de esas visitats: “¡Viva el inventor del automóvil!” (Ruiz Marín, J. Crónica de Zaragoza, año por año. T.2 (1921-1939). pp. 48-49)

Unos meses después:

Anarquismo, la clandestinidad en la dictadura de Primo de Rivera

http://goo.gl/COUFRA

Aragón, durante la dictadura de Primo de Rivera

http://goo.gl/TFA0iR

calle_alfonso_1924

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: